Hola a todos, en esta segunda entrada del Blog, veremos un tema muy de actualidad: la comida en tupper.

¿Cómo plantear un menú sano y que sea fácil de transportar?

¿Qué alimentos puedo usar?

Todo esto lo descubriremos en este nuevo artículo…. ¡Vamos a ello!

Cada vez más, nos preocupamos por llevar una alimentación saludable, pero el ritmo de vida actual hace que resulte muy complicado hacer una correcta elección alimentaria

El principal obstáculo, son los horarios de trabajo y la imposibilidad de regresar a casa para comer, lo que dificulta bastante el poder cumplir una alimentación sana y equilibrada, obligando a comer fuera de casa de forma continuada.

Esto implica comer en bares, restaurantes o, bien, optar por una costumbre cada vez más usada que es la de comer en tupper o fiambrera, los motivos son variados: económicos, poco tiempo para el almuerzo, o simplemente, que nos guste más la comida elaborada por nosotros.

A continuación, veremos unas indicaciones sencillas y prácticas de cómo puedo estructurar los menús de tupper para que este hábito no tenga unas consecuencias negativas para mi salud. Ah!! Y por supuesto respetando tres premisas fundamentales:

ECONÓMICOS, SALUDABLES Y VARIADOS.

Lo primero que hay que tener claro, son las pautas de alimentación saludable y, posteriormente, las trasladaremos al tupper.

Para que un almuerzo sea saludable debe incorporar una gran variedad de nutrientes, a la vez que, equilibramos su aporte de energía. Para conseguir esto, nuestro menú debe contener:

  1. Una ración de hidratos de carbono: Arroz, pasta, patata, o un poco de pan (preferentemente integral)
  2. Una ración de proteínas: Pescado, huevo, carne, legumbres
  3. Una ración de verduras: Vegetales frescos o cocinados.
  4. Una ración de fruta

A continuación, a modo de ejemplo visual, daremos varios ejemplos de menús para tupper, para hacer más comprensible esta regla de los diferentes nutrientes:

Ejemplo 1:

Primero: Ensalada griega (tomates cherry, taquitos de queso para ensalada, aceitunas negras, pepino / aliño: Aceite de oliva virgen extra, vinagre balsámico, orégano, sal y pimienta)

Segundo: Pechuga de pollo salteada con soja y guarnición de patatas al microondas y cebolla pochas. (Aceite oliva virgen extra, una pizca de sal y eneldo)

Postre: una pieza de fruta (si es pequeña, que sean dos): 2 mandarinas.

En este primer ejemplo, la fuente principal de verduras es en el primer plato donde la ensalada griega aporta tomate, la ración de unos 150-200 gr que se acompaña de unos taquitos de queso feta (30 gr) junto a unas aceitunas negras y un poco de pepino picado.

El aliño con aceite de oliva virgen extra y balsámico refuerza su sabor, pero ojo, con dos cucharadas de aceite es más que suficiente.

En el segundo plato mezclamos las proteínas (pechuga de pollo, unos 120-140 gr) con las ración de hidratos de carbono (patata), aquí debemos ser conscientes de nuestro nivel de actividad física, ya que si es baja, la ración debe ser de unos 90-100 gr de patata, aumentándola cuanto mayor sea nuestro gasto energético en el día.

Finalmente, una pieza de fruta, o dos en el caso de que sean pequeñas completan y cierran este menú.

Ejemplo 2:

Primero: Guiso de garbanzos con verduras(90 gr de garbanzos cocidos)

Segundo: Picadillo de zanahoria y atún (120 gr)

Postre: Yogurt Griego

 

EN EL PRÓXIMO ARTÍCULO DAREMOS NUEVOS EJEMPLOS PARA COMER SANO EN TUPPER..!!!

QUÉ NADA PARE TU RENDIMIENTO DEPORTIVO!

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Son obligatorios los campos marcados con *

Debes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>